Cuando le pregunto a mi codo…

Esta entrada fue publicada en Viñetas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.